Artesanías de Tlaxcala

El arte popular de los tlaxcaltecas es uno de los más ricos de México, destacando las fibras naturales para hacer canastas, petates y aventadores en Teacalco y Nopalucan; la madera se usa para la talla de máscaras de carnaval, bastones, muebles o figuras decorativas en Tlatempan, Tizatlán o Tlaxco; la elaboración de títeres de Huamantla; los salterios en Altlzayanca; la imaginería de papel para piñatas y alebrijes en Popocatla y para flores en Xochitecatitla; los textiles para hacer gobelinos y sarapes de lana en Contla, Ixcotla y Chiautempan; los bordados de Ixtenco y San Isidro Buensuceso, en especial los bordados de canutillo de oro en Huamantla. El barro vidriado de Tenexyecac; el barro bruñido de Atlahapa y los comales de Tzompantepec; la cerámica de Talavera de San Pablo del Monte.

La artesanía efímera es representada por lo cuadros de semillas de Ixtenco; así como los tapetes y alfombras de aserrín y flores de Huamantla sin faltar el popotillo.